Jump to page content

Buscar La Universidad

Mas Herramientas

Visitar el campus

Su hijo o hija debería visitar las universidades cuando tienen clases para tener una impresión real del campus. Lea acerca de las visitas a los campus.

"En estos tiempos de selección altamente competitiva, la universidad segura es un elemento esencial en la búsqueda".
Anne Weeks, Directora de Asesoría para la Universidad, Oldfields School

¿Para qué son las universidades comunitarias?

¿Cuál es el mejor camino para su hijo?

Las universidades comunitarias fueron desarrolladas, y aún existen, para dos propósitos. En primer lugar, para servir de puente entre el colegio y la universidad al ofrecer clases para obtener una licenciatura (B.A. o B.S.). Cuatro de cada 10 estudiantes graduados del colegio con intenciones de tener un título universitario empiezan la universidad de este modo.

La segunda función consiste en preparar a los estudiantes para el mercado laboral ofreciéndoles formación básica para una carrera además de clases para adultos que quieran mejorar sus conocimientos para volver a buscar empleo o promocionarse profesionalmente.

¿Para qué ir a una universidad comunitaria?

1. Su familia está justa de dinero.

Las universidades comunitarias cuestan bastante menos (sobre todo para los que residen en el mismo estado de la institución) que las universidades estatales o privadas. Esto significa que pueden ser una forma efectiva desde el punto de vista económico para que su hijo complete sus dos primeros años de universidad. El dinero que ahorre viviendo en casa y asistiendo a clases en la universidad comunitaria más cercana puede ayudarle a pagar los dos últimos años de carrera en una universidad de cuatro años.

2. Su hijo no está seguro de querer ir a la universidad.

A lo mejor su hijo prefiere empezar buscando un diploma de dos años de estudio y decidir después si le gustaría tener una licenciatura. Tomar clases para obtener un diploma de Associate of Arts (A.A.), por ejemplo, puede ayudarle a hacerse una idea del tipo de educación que obtendría en una universidad de artes liberales.

3. Su hijo no sabe a ciencia cierta en qué programa enrolarse.

Muchos estudiantes llegan a la universidad sin una idea clara del aspecto en el que se quieren enfocar. En una universidad comunitaria, su hijo puede explorar diferentes materias antes de comprometerse con un programa de estudios y sin tener que preocuparse tanto por el gasto. Para ayudar en el proceso de decisión de la carrera, muchas universidades comunitarias ofrecen asesoría educativa que puede ayudar a su hijo a detectar sus facultades, intereses y opciones educativas. Además puede que tenga la posibilidad de tomar un abanico de clases más amplio (tanto artes liberales como asignaturas orientadas a una carrera) que en una institución de cuatro años, algo que le facilitaría el cerciorarse de todas sus opciones desde un mismo lugar.

4. Su hijo acaba de salir del colegio o su GPA no es muy bueno y quiere mejorar sus habilidades antes de pasar a una universidad de cuatro años.

Mientras muchas universidades de cuatro años tienen criterios de selección, como un mínimo GPA, las universidades comunitarias están abiertas a todo el mundo. Si su hijo quisiera estudiar clases de nivel universitario pero no está preparada desde el punto de vista académico, las universidades comunitarias ofrecen clases particulares para ayudar a los estudiantes a desarrollar sus habilidades básicas. Recuerde que el tamaño promedio de las clases en la mayoría de las universidades comunitarias es significativamente menor que en las universidades de cuatro años.

5. Su hijo quisiera un título orientado a una carrera específica, como diseño de modas o programa de certificación informática.

Las universidades de cuatro años no siempre ofrecen ese tipo de programas educativos. Si su hijo está pensando en buscar empleo después de terminar la universidad comunitaria, tiene varias opciones por delante.

Su hijo puede obtener un diploma de asociado (associate's degree)—un Associate of Arts o Sciences (A.A. o A.S.) o un Associate of Applied Sciences (A.A.S.). Generalmente para un A.A.S. es necesario tomar cursos especializados en áreas como tecnología de construcción, reparación informática, o electrónica, además de varios cursos generales de educación en asignaturas como Inglés y Matemáticas. Estos diplomas tardan uno dos años en obtenerse.

No obstante, si su hijo quiere tomar clases en un área especializada pero no está interesado en destinar el tiempo necesario para obtener un diploma, muchas universidades expiden certificados por haber asistido a cursos de formación intesiva en un campo especializado, como dibujo por computadora, tecnología de servicio alimentario o estudios legales. Estos certificados suelen expedirse tras asistir a clases durante un periodo de seis meses a un año.

6. Su hijo trabaja y necesita un horario flexible.

En las universidades de cuatro años, los horarios están pensados primordialmente para estudiantes de tiempo completo que van a clase durante el día. En las universidades comunitarias la población estudiantil suele ser extremadamente diversa con respecto a edades, experiencia, origen familiar, nivel socioeconómico y situación laboral. Los horarios de clase están pensados para las necesidades diversas de tanto los que estudian a tiempo completo como los que están a tiempo parcial, por lo que las clases suelen ser de día y de noche, e incluso a veces durante los fines de semana. Muchas de estas universidades ofrecen clases por Internet.

Madurar la decisión

Su hijo tendrá una experiencia más satisfactoria de una universidad comunitaria si desde antes investiga el programa de estudios. Debe descubrir qué programas son los más sólidos, qué proporción de estudiantes luego es transferida a otro establecimiento y que servicios de ayuda al estudiante están disponibles. Existen muchas formas en las que su hijo puede desarrollar su educación, y los programas varían según la universidad, por lo que depende de él encontrar el lugar adecuado. Si no está seguro qué elegir, debería primero consultar con su asesor educativo. El asesor puede constituir un recurso valioso a la hora de decidir si la universidad comunitaria resulta el lugar adecuado para que su hijo inicie su carrera universitaria.