Jump to page content

Ingresar a la Universidad

Herramientas del Estudiante (En Inglés)

Mas Herramientas

Postularse pronto

Los programas de decisión y acción tempranas se han vuelto una opción popular para los postulantes a la universidad. Descubra si estos planes tienen sentido para su hijo o hija.

"La parte de ensayo de la solicitud es una forma de descubrir si el candidato posee alguna de las aptitudes básicas que se necesitan para estar aquí".
A. Stewart, Ex Director adjunto, Hope College

Consejos para comprar y hacer maletas

Sepa todo acerca de los paquetes

¿Hacer las compras y las maletas parecen tareas abrumadoras? Una buena idea es empezar desde pronto y ser lo más organizado posible. Utilice nuestra Lista para ir a la universidad para supervisar el progreso de su hijo. Lea los consejos que presentamos para sacar ideas para que la preparación de la universidad sea productiva.

Consejos para comprar

Haga pronto todas las compras—minimiza el estrés y favorece la harmonía familiar. No quiere pasar las últimas semanas de su hijo en casa corriendo por todos lados para realizar compras de último minuto. Estos son algunos consejos:

Sea un comprador astuto

Primera regla: establezca un presupuesto y aténgase a él. Los cupones de descuesto, los clubes de compra y las tarjetas de comprador frecuente pueden ayudarle a ensanchar su poder de compra. Los almacenes de descuento pueden ser auténticas minas de oro en la búsqueda de ofertas. Pruebe primero en esos sitios y luego complete la lista.

Recuerde que no todo lo que su hijo se llevará a la universidad tiene que ser nuevo—es posible que su hijo tenga muchas de las cosas que necesita, como despertador y computadora. Los hermanos o hermanas mayores pueden también traspasar algunos artículos.

Haga un inventario

¿Qué es lo que tiene? ¿Qué es lo que necesita? Antes de que comience a comprar, haga un buen inventario de lo que tiene su hijo. Separe lo "deseable" de lo esencial—si su hijo aún lo necesita, puede recuperarlo durante una de las vacaciones. Si todavía hay más de lo que puede llevar en un solo viaje, separe una parte de lo no esencial y arregle para que sea transportado después de que su hijo llegue a la universidad.

Mudar las cosas de su hijo a la residencia universitaria

Si su hijo va a la universidad en avión y no conduciendo, existen varias opciones que valorar para llevar sus cosas hasta el campus. Su hijo puede comprar en casa y enviar los artículos. Las aerolíneas también le permiten transportar los paquetes de su hijo a cambio de un pago suplementario. Pero puede que esa sea una opción cara, por lo que conviene comparar antes de tomar una decisión. Puede que su hijo prefiera hacer sus compras una vez que ya esté en la universidad. Esto puede ser más fácil si dispone de un medio para llevar todas las compras a la residencia universitaria. Puede ser difícil cargar con muchos paquetes en transporte público.

Consejos para hacer los paquetes

Aunque su hijo vaya a la universidad que se encuentra al final de la calle, es importante anticipar sentimientos de nostalgia. Su hijo debería siempre acordarse de llevarse cosas que logren que en su residencia se sienta como en casa—fotografías de familiares y amigos, y recuerdos importantes. Estos son otros consejos para empacar:

Deje que el estilo de vida dicte la elección de la ropa

Su hijo debería tomar en cuenta el estilo de vida que va a llevar a la hora de planificar la ropa que se va a llevar. Si no pretende gastar tiempo y dinero todas las semanas en la tintorería, la mayor parte de su ropa debería ser lavable a máquina.

Si su hijo no es del tipo de lavarse la ropa, debería meter en la maleta muchos calcetines y mucha ropa interior. Veintiuno pares de calcetines pueden sonar a mucho, pero pasarán tres semanas sin lavar mientras está ocupado en poner en orden su vida universitaria.

Tome en cuenta el tamaño de la habitación

Recuerde que la mayoría de los closets de las residencias son bastante pequeños. No es necesario que su hijo se lleve ropa para todas las estaciones. Podrá intercambiar la ropa de invierno por la de verano cuando vuelva a casa durante las vacaciones.

Otra forma de ahorrar espacio (y valiosos aparatos eléctricos) es que su hijo se ponga de acuerdo con sus compañeros de habitación para compartir algunos artículos, como televisión o refrigerador. De esta forma se evitará tener todo en duplicado.

Bolsones frente a maletas

Su hijo puede ahorrar montañas de espacio con bolsones en lugar de maletas. Los bolsones se pueden doblar y almacenar en un cajón o debajo de un colchón.