Jump to page content

Ingresar a la Universidad

Herramientas del Estudiante (En Inglés)

Mas Herramientas

Postularse pronto

Los programas de decisión y acción tempranas se han vuelto una opción popular para los postulantes a la universidad. Descubra si estos planes tienen sentido para su hijo o hija.

"La parte de ensayo de la solicitud es una forma de descubrir si el candidato posee alguna de las aptitudes básicas que se necesitan para estar aquí".
A. Stewart, Ex Director adjunto, Hope College


El ensayo de aplicación a la universidad: una guía para los padres

Adaptado a partir de "The College Application Essay" por Sarah Myers McGinty.

"Cuéntanos sobre ti". Es la verdadera solicitud que se esconde detrás de cualquier ensayo de aplicación para la universidad. Y esta es la razón por la que tú como padre, estás calificado para ayudar a tu hijo o hija a empezar el proceso de escritura de su ensayo; después de todo, tú eres un experto en lo que se refiere a tu hijo y no necesitas ser una autoridad en materia de conocimiento universitario, de escritura de ensayos o de gramática en inglés para ayudarle en esta importante tarea.

El objetivo del ensayo

Las universidades tienen como requisito la presentación de un ensayo porque desean conocer un poco mejor a los solicitantes y para hacerse una idea sobre cómo piensan y cuáles son sus intereses y valores. El ensayo le brinda también la oportunidad a tu hijo de demostrar de qué manera podrá contribuir al instituto universitario comunitario. Las calificaciones y puntajes en las pruebas revelan sólo un tanto. El ensayo no se trata de alardear sobre sí mismo, sino de complementar la información; le permite a tu hijo presentar una más completa descripción de sí mismo.

Las universidades también quieren ver si los estudiantes pueden escribir de manera clara y organizada, haciendo uso correcto de las normas de puntuación, gramática y ortografía.

¿Por qué debes ayudar?

Este ensayo puede ayudar a tu hijo a entrar a las universidades con mayor prioridad en su lista. Inclusive si tu hijo o hija no ha solicitado tu ayuda, no pienses que tu aporte no es deseado. Un estudio realizado por la Asociación Nacional de Consejería para la Admisión a la Universidad (National Association for College Admission Counseling, NACAC por sus siglas en inglés) demostró que los estudiantes consideran a sus padres como una importante fuente de ayuda a la hora de escribir el ensayo de aplicación a la universidad.

Tú y tu familia han jugado un papel fundamental en la formación del carácter de tus adolescentes. Esto te convierte en una gran fuente de información mientras tu hijo explora los posibles temas para su ensayo. Puedes conversar con él respecto a la influencia que la familia ha tenido en sus valores, aspiraciones y sueños universitarios. Si tu hijo o hija es el primero en la familia en asistir a la universidad, puede ser muy inspirador comentar lo que este paso significa para toda la familia.

¿Cómo puedes ayudar?

El proceso de desarrollo del ensayo toma tiempo y planeación. La mayor parte debe darse antes de que tu hijo empiece a escribir —y es aquí en donde tú puedes participar—. A continuación encontrarás un listado de varias acciones que puedes tomar para ayudar a tu hijo a organizarse y empezar a pensar sobre ideas para su ensayo.

Pero recuerda que tú no eres el autor del ensayo. Es tu hijo quien tiene el trabajo de tomar la decisión final sobre el tema del ensayo y llevar a cabo la escritura del mismo.

Desarrolla un calendario de eventos y actividades

Para empezar, ayuda a tu hijo a planear con antelación las fechas límite de entrega que tienen lugar durante el invierno del último año de escuela secundaria (o durante el otoño si tu hijo planea aplicar a través del programa de decisión temprana o acción temprana).

Juntos, programen tiempo para las siguientes actividades:

  • Propuesta de ideas (durante el penúltimo año de escuela secundaria y el siguiente verano)
  • Escritura de un primer borrador (durante el final del verano o el mes de septiembre)
  • Obtención de sugerencias
  • Revisión
  • Corrección

Empiecen a conversar

Estas conversaciones le darán a tu hijo o hija práctica a la hora de hablar sobre sí mismo y de pensar sobre lo que puede ser importante para incluir en su ensayo. Ayúdale a identificar sus fortalezas comentando temas como:

  • Tus aspectos favoritos sobre su personalidad
  • Los comentarios positivos que tu hijo ha recibido de sus maestros u otras personas
  • Las actividades en las que tu hijo es bueno
  • La manera de tu hijo de actuar o pensar que tú admiras

Las habilidades y fortalezas de tu hijo pueden ser más evidentes por fuera del aula de clases. Pregúntale sobre qué ideas o percepciones tiene sobre situaciones como las siguientes:

  • Superación de obstáculos
  • Estar empleado en un trabajo
  • Asumir responsabilidades adicionales en casa

Hazle preguntas abiertas, sé un buen oyente, y permítele a tu hijo ser quien más comente. Preguntas como las siguientes pueden promover la conversación:

  • ¿Qué es lo que más te gusta de la escuela secundaria?
  • ¿Qué te motiva más sobre entrar a la universidad?
  • ¿Qué te gustaría que fuera diferente en la universidad en comparación con la escuela secundaria?
  • ¿Cuáles consideras que son los beneficios y desventajas de asistir a una universidad cerca de casa? ¿Y lejos de ella?
  • ¿Has pensado en posibles carreras? ¿Cómo podría la universidad ayudarte a lograr tus metas?

En la medida en que hablas con tu hijo, ayúdale a identificar cuáles de sus habilidades y fortalezas que no se revelan en sus calificaciones o en la puntuación de las pruebas y otras áreas de la aplicación, pueden ser destacadas en el ensayo.

Banco de ideas

Ahora pueden trabajar juntos para hacer un listado de eventos, historias y momentos especiales que demuestren estas fortalezas. Este banco de ideas será útil para cuando tu hijo esté listo para escribir su primer borrador.

Ayúdale a conformar un equipo

Los maestros, entrenadores, consejeros, familiares y amigos todos pueden darle a tu hijo una nueva perspectiva sobre qué escribir. Asegúrate de que tu hijo cuente con adultos que puedan darle sugerencias y le ayuden a corregir el ensayo.

Mantén un ambiente positivo

Este es un momento en el que muchos estudiantes se sienten juzgados por otros. Así que quizás tu más importante rol sea ayudar a tu hijo a mantenerse positivo sobre sí mismo, y sobre el proceso de escritura de su ensayo. Recuérdale a tu hijo lo siguiente:

  • Nadie puede predecir qué podrá satisfacer más a los oficiales de admisiones que leen los ensayos. Es preferible que tu hijo se concentre en lo que la universidad necesita saber de él.
  • Tu hijo no debe avergonzarse de las características que le hacen único y particular. Estos aspectos podrían ayudar a que su ensayo se destaque.
  • Si tu hijo le dedica tiempo, su ensayo le demostrará a las universidades que tiene mucho que ofrecer.

Las universidades no saben aún qué hace a tu hijo o hija especial, pero tú sí. Puedes ayudarle a demostrar quién es y lo que puede lograr. Tu participación y apoyo son invaluables durante esta y cada una de las etapas del proceso de planeación universitaria.