Jump to page content

Ingresar a la Universidad

Herramientas del Estudiante (En Inglés)

Mas Herramientas

Postularse pronto

Los programas de decisión y acción tempranas se han vuelto una opción popular para los postulantes a la universidad. Descubra si estos planes tienen sentido para su hijo o hija.

"La parte de ensayo de la solicitud es una forma de descubrir si el candidato posee alguna de las aptitudes básicas que se necesitan para estar aquí".
A. Stewart, Ex Director adjunto, Hope College


Solicitudes: el papel de los padres

Cómo ayudar a su hijo a completar las solicitudes

¿Me abandono a la desesperación o lo hago por mí mismo? Esa es la pregunta que se hacen muchos padres durante el proceso de solicitud de entrada a la universidad. Lo difícil es apoyar sin hacer nada. La solicitud es una fuente de enorme ansiedad para los estudiantes, y es comprensible. Se trata de lo que a su juicio decidirá la suerte de sus sueños y esperanzas.

Pero los padres pueden ayudar a los estudiantes a darse cuenta de que las cosas no son tan drásticas. Miles de universidades están buscando candidatos con el perfil suficiente y la gran mayoría de los estudiantes que quieren ir a la universidad acaban allí.  Más del 80% de los estudiantes son aceptados por su universidad preferida; casi el 89% de los universitarios de primer año asisten a la universidad que fue su primera o segunda opción. Prácticamente todos los estudiantes que solicitan a un colegio universitario de dos años son aceptados por la institución de su elección.

Organizarse

Por eso conviene respirar hondo y relajarse. No se trata de física nuclear, al menos no por ahora. De hecho, lo más difícil acerca de la solicitud para la universidad es ser lo suficientemente organizado para lograr que las diferentes piezas se ensamblen cumpliendo plazos distintos. Y es en ese momento cuando más le den ganas de hacerse cargo, porque muchos estudiantes expresan su ansiedad demorando sus obligaciones.

Por supuesto usted no puede hacerlo en su lugar. Lo que sí puede es dotar a su hijo con las armas para conquistar el papeleo. Sugiera a su hijo qu cree una carpeta para cada universidad. En el principio de cada carpeta debería haber una lista con todos los elementos que se requieren y la fecha en que cada uno debe de ser entregado. De este modo ambos pueden saber de un vistazo lo que ya está hecho y lo que necesita elaborarse.

Empezar el calentamiento

La mayoría de las solicitudes exigen una lista de actividades en las que su hijo haya participado y una lista de premios y honores. Algunas pueden pedir información suplementaria, como qué carrera le interesa, mientras otros pueden incluso solicitar una declaración de los padres. Usted puede ayudar a reunir los detalles de cuatro años de actividades y honores. Su hijo debería además tener una copia de su expediente escolar y saberse su número de seguridad social y código en el colegio. Así los detalles estarán en la punta de los dedos.

Antes de empezar, también ayuda efectuar una sesión de lluvia de ideas con el estudiante. Pregúntele qué actividades fueron más significativas para él y porqué, o si destacaría algún premio en particular. Pregúntele qué es lo que piensa que puede aportar a la universidad que nadie más tendría. Esto le preparará para destacar los aspectos más importantes y le ayudará a destacar como individuo.

Sólo los hechos

Mientras es comprensible que los estudiantes quieran impresionar, hay una vieja regla que conviene aplicar siempre: la honestidad es la mejor política. Los responsables de admisión pueden detectar una exageración a una milla. Las universidades prefieren tener un retrato sincero de intereses individuales en lugar de una lista inconexa de incursiones breves sólo para mejorar las calificaciones.

Más que sólo los hechos

Por otro lado, la categoría de información suplementaria es una oportunidad de explicar las circunstancias especiales o listar las habilidades. No todas las solicitudes ofrecen esa oportunidad. De no hacerlo, pueden contactar la oficina de admisiones y preguntar acerca de la conveniencia de incluir esos materiales. Los aspirantes a artista o bailarines pueden querer incluir diapositivas o videocassetes. Asegúrese de que su hijo pone una etiqueta a esos materiales e indica su inclusión en la solicitud.

A quien corresponda

Aunque no sean obligatorias, las cartas de recomendación ayudan a ofrecer un retrato más completo de las fortalezas de su hijo. Pero utilice el sentido común cuando incluya estos materiales. Andrew Flagel, decano de admisiones en George Mason University, dice que una vez recibió 34 cartas de recomendación de un solo estudiante. Eso es demasiado para los encagados de revisar los materiales, de por sí rebasados de trabajo y no agrega gran cosa a la solicitud.

Aquellos profesores que conocen bien a su hijo y pueden hablar de forma detallada de un aspecto de sus logros suelen ser la mejor opción para las cartas de recomendación. Algunas universidades también piden recoendaciones de otros alumnos u otros adultos. Busque a las personas por la relación con su hijo, no por sus credenciales. Una carta bien redactada y detallada escrita por un vecino vale más que vagas generalizaciones por parte de una figura reconocida.

Recuerde a su hijo que debe pedir las cartas con mucha antelación e imponer una fecha de entrega a las personas que las escriben. También puede sugerir a sus redactores que se enfoquen en sólo un área. Un profesor de arte dramático debería escribir sobre la capacidad de su hijo para estudiar actuación, no acerca de sus habilidades en matemáticas o en deporte. Como el estudio universitario involucra escrituras y lecturas intensivas, presentar una carta de un profesor de inglés siempre es una buena idea. Por último, su hijo debería entregar a la persona que escribirá la carta los formularios de recomendación ya rellenado y un sobre con sellos y la dirección escrita para cada universidad.

Vuelta a empezar

Las solicitudes piden todas los mismos requisitos y está bien utilizar los mismos materiales para diferentes universidades. De hecho, la Common Application (Solicitud Común) se utiliza de aproximadamente 400 universidades privadas, desde Pomona y Occidental hasta Dartmouth y Harvard. El formulario está disponible con los asesores académicos del colegio. Pero aunque utilice la Common Application, conviene que pida a las universidades los paquetes con toda la información, porque algunos establecimientos exigen información suplementaria.

¿Debería su hijo presentarse antes?

Algunas universidades permiten a los estudiantes postularse antes de lo establecido. Estos programas de decisión o acción tempranas suelen informar a los estudiantes si están o no admitidos durante la primera mitad del último año de colegio. Si bien esto puede aminorar la angustia de esperar, también esconde una trampa: los planes de decisión temprana exigen que el estudiante se comprometa a inscribirse en la universidad solicitada si esta le admite y le otorga la ayuda financiera conveniente. Se trata de una opción ideal para estudiantes que están seguros de querer ir a una universidad en particular, pero no vale para aquellos que prefieran comparar opciones. Ayude a su hijo a efectuar una investigación detallada de todos los detalles antes de tomar ese camino.

Andrew Flagel, decano de admisiones de la universidad George Mason, dice que el consejo que quizás se pueda dar a los padres es que eviten hacer demasiado énfasis en el proceso. "Cuanto menos estrés tenga un estudiante durante el proceso de solicitud, más aprovechará sus últimos años de colegio—un mommento crucial en su vida—y mejor le irá en los tests. Hay un problema cuando el proceso de solicitud se vuelve más importante que la educación que están recibiendo", dice.

Finalmente, los sobres estarán cerrados y listos para ser enviados. Puede ayudar a su hijo a enviar los paquetes por correo certificado para que confirme que fueron entregados a tiempo. Tanto usted como su hijo pueden celebrar; es un nuevo paso en el camino hacia la idependencia y la edad adulta.