Jump to page content

Ingresar a la Universidad

Herramientas del Estudiante (En Inglés)

Mas Herramientas

Postularse pronto

Los programas de decisión y acción tempranas se han vuelto una opción popular para los postulantes a la universidad. Descubra si estos planes tienen sentido para su hijo o hija.

"La parte de ensayo de la solicitud es una forma de descubrir si el candidato posee alguna de las aptitudes básicas que se necesitan para estar aquí".
A. Stewart, Ex Director adjunto, Hope College


La entrevista para la universidad

Lo que puede hacer para ayudar

La idea de realizar una entrevista para ingresar en la universidad suele provocar sudores fríos a la mayoría de los estudiantes. Pero puede tranquilizar a su adolescente nervioso. De hecho, muchas universidades ya no exigen una entrevista de selección. A pesar de ello, solicitar una puede ser una buena idea.

Conocerme es amarme

Una entrevista cara a cara cuenta a los responsables de la universidad mucho más que cualquier hoja escrita acerca de las habilidades e intereses de su hijo. Se trata además de una buena oportunidad para su hijo para descubrir si la universidad es la adecuada para él. Los estudiantes pueden además recurrir a la entrevista para explicar circunstancias especiales como una caída en las calificaciones o una ausencia prolongada de la escuela.

Considere la entrevista como una forma de establecer contacto con alguien influyente. Los apuntes acerca de la entrevista se incluyen en su expediente y pueden otorgar una ventaja a su hijo si la universidad tuviera que elegir entre dos candidatos demasiado parecidos. Por eso, aunque no se ofrezca entrevista debería decir a su hijo que pida una. La universidad estará complacida por su iniciativa.

Haga su tarea

Elimine la presión ayudando a su hija a prepararse para la entrevista dando unos pasos sencillos. Primero, pídala que se entere qué tipo de entrevista hace la universidad. Algunas llevarán a cabo una entrevista tradicional entre el estudiante y un encargado de selección, pero otras pueden ofrecer entrevistas con estudiantes, ex alumnos o una entrevista de grupo con varios candidatos e incluso padres. Sin importar el formato que se vaya a realizar, el estudiante tendrá que estar preparado, por lo que pídale que investigue todo lo que pueda acerca de la universidad.

Preguntas, preguntas

Los representantes de la universidad estarán interesados por saber si su hijo puede hablar de forma inteligente acerca de su experiencia académica y sus objetivos a futuro. Puede que tengan además preguntas acerca de sus actividades no académicas y los acontecimientos actuales. Aconseje a su hijo que se prepare escribiendo apuntes acerca de porqué quiere presentarse a la universidad. Pueden ensayar varias entrevistas, pero no le pida que memorice las respuestas. La entrevista debería consistir en una conversación natural y relajada. Estas son algunas de las preguntas que se pueden plantear:

  • ¿Por qué quiere estudiar en esta universidad?
  • ¿Qué espera conseguir en la vida?
  • ¿Cuál fue su asignatura preferida en el colegio y por qué?
  • ¿Cuál ha sido su principal logro hasta ahora y por qué?
  • ¿Qué opina de [un acontecimiento reciente]?
  • ¿A qué otras universidades se está postulando?

Su hijo debería tener algunas preguntas preparadas en la cabeza. Esto demostrará su interés y entusiasmo, además de permitirle obtener valiosa información. Aliéntele a pensar en algunos aspectos en los que le gustaría indagar acerca de la universidad. No debería pedir información que ya esté disponible en los folletos, porque puede parecer que no vino preparado.

Fije una fecha

El manual de la universidad suele establecer las fechas para las entrevistas. Aquellas con grandes universidades deberán ser programadas con mucha antelación, ya que pueden recibir más solicitudes de las que pueden hacerse cargo. Lo mejor es que el estudiante se entreviste primero con una universidad "segura" o “realista” de tal forma que le ayude a ensayar y le dé confianza para entrevistas a realizar con universidades más selectivas.

Qué ponerse y qué llevar

Por lógica su hija debe acudir aseada y bien vestida, pero no necesariamente tiene que presentarse con un traje formal. Puede pedir consejo a la universidad, pero lo mejor es llevar ropa cómoda y que la hagan sentirse bien. Las prácticas más comunes de entrevistas se aplican también aquí: su hijo debería mirar al entrevistador a los ojos, dar la mano de forma firme y proyectar energía e interés. Debería traer una copia de su expediente académico y un breve currículum con sus actividades. Puede hablar de ellas en detalle al hablar de sus logros y puede que el responsable de la universidad pregunte acerca de estas actividades.

Esperar al margen

Es bueno asegurarse de que su hija sabe dónde se realizará la entrevista y que llegará a tiempo, pero a menos de haber sido específicamente invitado, no se le ocurra asistir. Generalmente los representantes de la universidad quieren encontrarse a solas con el estudiante. En caso de que esté acompañando a su hija a la visita del campus, puede dedicar el tiempo de la entrevista, que suele durar de media hora a una hora, para ver su cuenta las instalaciones. Pero no se preocupe si la entrevista dura mucho o poco: son todas muy variables y su duración casi nunca suele indicar que haya sido un éxito o un fracaso.

¿Y ahora qué?

Antes de que su hijo se relaje y se quite los zapatos, debería enviar una nota de agradecimiento al entrevistador mientras la reunión todavía está fresca en su cabeza. Cualquier pregunta adicional puede ser incluida en la nota. Puede ser una nueva demostración del entusiasmo de su hijo y un recordatorio de las habilidades que le convierten en una persona especial.