Jump to page content

Pagar La Universidad

Mas Herramientas

Fechas para la ayuda financiera

Llegar a tiempo es crucial para solicitar ayuda. Descubra qué hacer y cuándo con nuestro calendario para las ayudas financieras.

"Comprenda que 'pagar la factura' puede significar pagar varias facturas. Algunas universidades ponen las 'tres grandes' en la factura -- educación, alojamiento y gastos. Otras sólo cobran la educación en la factura. En cualquier caso, tendrá que seguir haciéndose cargo del alojamiento y gastos como libros".
Georgette DeVeres, VP Asociada de Admisiones y Ayuda Financiera, Claremont McKenna College


Sus socios para pagar la universidad

Su familia no tiene que enfrentar sola todo el costo de la universidad. Para pagar los costos universitarios, su familia tiene de socios al gobierno, a la universidad que su hijo escogió, así como a empresas y organizaciones privadas.

Al centro de esa asociación está su familia, la cual lo incluye a usted, a su hijo y a cualquier otro familiar que desee ayudar, como quizás los abuelos. La ayuda también puede venir del gobierno, a nivel federal, estatal o local. El gobierno federal es de hecho la mayor fuente de ayuda financiera. Además, puede solicitar becas y oportunidades de estudio-trabajo en la universidad a la que su hijo decida asistir. Por último, la empresa privada, como por ejemplo los bancos, proporcionan préstamos educativos, y las organizaciones cívicas locales a menudo ofrecen becas para estudiantes de mérito.

¿Cómo podemos financiar los estudios de mi hijo?

Muchos estudiantes colaboran con todos estos socios para pagar la universidad. A continuación hallará toda una serie de maneras en que su familia puede financiar los estudios de su hijo.

Use los ingresos pasados: ¿Recuerda todo ese dinero de regalo de cumpleaños que su hijo ha estado guardando en el banco? Pues llegó el momento de usarlo. Aparte de contar con los propios ahorros de su hijo, puede que su familia haya abierto cuentas especiales, tales como el plan de ahorro 529, para ayudar a pagar la matrícula y otros gastos relacionados con la universidad. Quizás haya una cuenta de ahorros educativos Coverdell Education Savings Account a nombre de su hijo. Su familia encontrará más información sobre todos estos planes de ahorro, haciendo clic en Sus opciones de ahorro.

Use los ingresos presentes: Dígale a su hijo que se olvide de andar vagabundeando por las tiendas del centro comercial. El verano ofrece una buena oportunidad de que su hijo trabaje; y como vive en casa, cada centavo que gane se puede poner hacia los gastos de estudios. Trabajos como cuidar niños, servir comida, cortar el césped, ingresar datos en computadora, etc. son todas buenas maneras de abonar al fondo universitario de su hijo. Algunos estudiantes de escuela secundaria también se las arreglan para trabajar durante el año escolar. Además, ustedes, como padres, podrían poner a un lado un poco de dinero cada mes para ayudar. También podrán acogerse a los Rebaja de impuestos por matrícula una vez que su hijo ya esté en la universidad.

Use los ingresos futuros: Mientras estudia, su hijo puede tener acceso a ingresos futuros, mediante préstamos que no tendrá que pagar sino hasta después. Hay varios tipos de préstamos al alcance de los estudiantes y de sus padres. Infórmese más sobre esto, haciendo clic en Las opciones de préstamos de su familia. Los estudiantes pueden iniciar el proceso de solicitud de préstamos llenando la solicitud gratuita de ayuda estudiantil federal FAFSA (Free Application for Federal Student Aid). Para más información sobre esto, haga clic en Cómo llevar a buen puerto FAFSA. Su hijo también tiene la opción de sacar un préstamo privado por los bancos o a través de otras entidades. Si usted es dueño de casa, quizás incluso esté dispuesto a sacar un préstamo “home-equity loan” sobre el valor acumulado de su casa, para ayudar a sufragar los gastos universitarios.

Controle los costos: El tiempo es oro; probablemente, mientras más le lleve a su hijo terminar sus estudios, mayor será el costo. Quizás pueda su hijo graduarse más pronto recibiendo créditos universitarios por medio de los cursos del Advanced Placement Program® (AP®) o del examen College-Level Examination Program® (CLEP®) del College Board. Otra manera de ahorrar es pagando menos por crédito. Generalmente, las universidades de dos años o “community colleges” ofrecen cursos a menor costo por crédito que las universidades de cuatro años. Su hijo podría considerar ir a una universidad de dos años, para luego transferirse a una de cuatro años a fin de terminar su licenciatura o B.A. El tomar más cursos por semestre también puede contribuir a cumplir más rápido los requisitos de graduación, y a menudo sin costo adicional. Si su hijo piensa cursar estudios profesionales o de posgrado en un futuro, averigüe sobre los programas acelerados de diploma conjunto, que le permiten a su hijo sacar de una vez los títulos de licenciatura y de posgrado, en menos tiempo que si cursara cada programa por separado.

Consiga becas y subvenciones: Hay muchas becas y subvenciones que le pueden ayudar a su hijo a costear los estudios universitarios. Entérese de cómo buscar becas adecuadas en Donde encontrar las becas. Por ejemplo, la beca Pell Grant es un tipo de ayuda económica que luego su hijo no tiene que pagar. Para informarse más, lea ¿En qué consiste exactamente una Pell GrantOtra fuente de financiación pueden serlo las organizaciones cívicas -- tales como los Boy Scouts of America, las Girl Scouts of the U.S.A., o los clubes 4-H -- las cuales a menudo ofrecen becas a estudiantes de mérito. Asistencia adicional puede provenir de programas que la universidad misma administra, tales como los préstamos Federal Perkins Loans, las oportunidades de estudio-trabajo y las becas Federal Supplemental Educational Opportunity Grants.

Las organizaciones de servicio pueden ayudarle a su hijo a reducir costos, ofreciendo subvenciones que pueden usarse para pagar gastos de estudios o para cancelar préstamos estudiantiles. A cambio, su hijo deberá prometer que ha de trabajar para la organización. He aquí algunos ejemplos de organizaciones de servicio:

¿Por dónde empezar?

Para adquirir una perspectiva general de las opciones de ayuda financiera, use el Financial Aid 101 del College Board. Luego, hable con el consejero académico de la escuela de su hijo, quien le ayudará a explorar sus posibilidades. También puede visitar la página electrónica del ministerio de educación, U.S. Department of Education, para mayor información sobre la ayuda estudiantil federal.