Jump to page content

Planificar Para La Universidad

Mas Herramientas

Preparación para el colegio

Buenos hábitos de estudio y trabajo ayudarán a su hijo a tener éxito en los tests de admisión y la universidad. Lea sobre habilidades para hacer la tarea.

"Ser capaz de equilibrar una amplia selección de clase y actividades no académicas significa que un estudiante es disciplinado y tiene responsabilidad".
Bill Conley, Encargado de Admisiones, Case Western Reserve University.

Cómo manejar el estrés de los exámenes

Consejos prácticos para ayudar al estudiante

En el colegio, la vida de su hijo se resume a una sucesión de tests, desde los de mediados de año hasta los finales, sin olvidar el PSAT/NMSQT® y el SAT®. Con toda esta experiencia, podría parecer que tomar tests podría significar un respiro para su hijo. Por desgracia, no siempre ese es el caso. La presión de obtener buenos resultados puede incrementar la ansiedad del estudiante acerca de las calificaciones, y convertir los tests en una experiencia devastadora para los nervios.

Buen estrés y mal estrés

Un poco de estrés antes de un test puede ser útil. De igual forma que el estrés en un trabajo puede ayudarle a trabajar más, el estrés de los tests puede motivar a los estudiantes a lograr su mejor esfuerzo. No obstante, demasiada ansiedad puede debilitar la confianza de un estudiante. La ansiedad que los estudiantes sienten cuando se enfrentan a un examen puede crear cierto ruido o estática en sus mentes. A menos de que sean capaces de relajarse ese ruido puede bloquear su capacidad para recordar información importante. También puede afectar su comprensión y razonamiento, lo que dificultaría la capacidad de solucionar problemas. Así, puede que los estudiantes obtengan calificaciones que no reflejan realmente todo el trabajo realizado y su capacidad.

Consejos para calmar los nervios de los tests

Si su hijo se poner nervioso antes de los tests, aliéntele a probar los siguientes consejos y estrategias para controlar la ansiedad y tener más energía frente al examen.

Antes del test

No atiborrarse de conocimientos:  Estudiar como loco la noche antes del examen puede dejar al estudiante más cansado y estresado que antes, por lo que debe alentarle a estudiar poco a poco a lo largo de varios días.

Tomar tests de prueba:  Conocer el formato y estilo de un test puede eliminar la ansiedad, por lo que debe alentar al estudiante a tomar exámenes de prueba si existen.

Dormir bien:  La falta desuelo provoca en gran medida ansiedad. Asegúrese de que el estudiante se mete pronto en la cama la noche antes del examen.

Comer un desayuno sano:  El azúcar en la sangre está en su nivel más bajo en la mañana. Para que el estudiante pueda pensar y solucioinar un proiblema de forma efectiva, necesita un buen desayuno.

Hacer ejercicio:  Es bueno que el estudiante haga alguna actividad física antes del test para reducir la tensión corporal. Por ejemplo, puede correr o darse un buen paseo.

Llegar temprano y preparado:  Al llegar temprano al test y con los materiales adecuados (lápices, calculadora...), el estudiante puede evitar estar estresado por los pequeños detalles. Esto le permitirá enforcarse en la tarea que se le encomienda.

Durante el examen

Revisar el examen y administrar el tiempo:  Al revisar el test, el estudiante puede evitar cualquier sorpresa inesperada (y ansiedad). También le dará la oportunidad de administrar su tiempo para no dedicar demasiado tiempo a una sola sección.

Hacer apuntes:  Tomar enseguida breves apuntes puede ayudar al estudiante a sentirse a menos ansioso acerca de olvidar hechos importantes o información clave.

Leer todas las instrucciones:  Algunos estudiantes están tan ansiosos por atacar el test que se olvidan de leer las instrucciones.

Responder primero a las preguntas fáciles:  Quitarse de encima las preguntas más fáciles permite concentrar energía y tiempo en las partes difíciles.

Replantear las preguntas difíciles:  Replantear las preguntas difíciles en palabras más sencillas puede ayudar al estudiante a relajarse y pensar mejor en el problema. Pero debería prestar atención a no cambiar el sentido de las preguntas al replantearlas.

Organizar los pensamientos antes de escribir:  El estudiante debe organizar sus respuestas para las preguntas cortas y las de ensayo antes de responderlas extensamente. Al disponer de un plan sentirá más confianza mientras escriba.

Pensar de forma positiva:  Los pensamientos negativos durante un test ("Ma va a salir mal") pueden destruir la confianza del estudiante. Ayúdele a desechar los pensamientos negativos y reemplazarlos por positivos ("He estudiado duro y conozco las respuestas. Me irá bien en el test").

Relajarse:   Si el estudiante empieza a sentir estrés durante un test, debería probar técnicas de relajación rápida, como:

  • Respirar hondo y sacar la tensión al exalar
  • Tensar los músculos durante cinco segundos y relajarlos, repetir este ejercicio tres veces
  • Visualizar una imagen pacífica y relajante

Recuerde que los consejos arriba mencionados no eleiminarán completamente la ansiedad. No obstante, practicar estas técnicas pueden ayudar al estudiante a disponer de la capacidad suficiente para gestionar el estrés cuando se presente.