Jump to page content

Planificar Para La Universidad

Mas Herramientas

Preparación para el colegio

Buenos hábitos de estudio y trabajo ayudarán a su hijo a tener éxito en los tests de admisión y la universidad. Lea sobre habilidades para hacer la tarea.

"Ser capaz de equilibrar una amplia selección de clase y actividades no académicas significa que un estudiante es disciplinado y tiene responsabilidad".
Bill Conley, Encargado de Admisiones, Case Western Reserve University.

¿Es usted un "Padre Patrullero"?

Tome la prueba

Dada toda la publicidad negativa que reciben de la prensa, uno pensaría encontrar cientos de "padres patrulleros" en las escuelas secundarias y en las universidades de todo el país. Estos padres excesivamente preocupados se ganaron ese apodo porque se ciernen sobre sus hijos, bajando en picada para solucionar sus problemas y tomar decisiones por ellos.

Sin embargo, es posible que ese tipo de padres sea en realidad poco común. Es más, según un estudio reciente, el alto nivel de participación por parte de los padres está relacionado con una experiencia universitaria positiva.

Los beneficios de la participación de los padres

Cada día hay más pruebas de que los padres deberían interesarse más por la educación de sus hijos. En investigaciones realizadas por el Harvard Family Research Project se constató que los adolescentes, cuyos padres participan de su educación, se desempeñan mejor en la escuela y tienen más probabilidades de inscribirse en la universidad. Lamentablemente, las familias tienden a participar menos a medida que sus hijos avanzan en la escuela intermedia y secundaria.

Es muy probable que inclusive su hijo agradezca su participación. Según una encuesta realizada por el College Board y el Art & Science Group a estudiantes de 12mo grado con planes universitarios, casi el 30% de dichos estudiantes indicó que desearía que sus padres hicieran más por ayudarlos a buscar universidades y solicitar ingreso. Sólo un 6% indicó que desearían que sus padres hicieran menos.

¿Cuántos padres se fueron a un extremo? No tantos como se pudiera imaginar. Más de 30% de los estudiantes encuestados dijeron que sus padres estaban muy involucrados en el proceso de admisión universitaria. Pero casi siempre los padres saben hasta dónde llegar. Por ejemplo, sólo el 1% de los estudiantes indicó que sus padres les hicieron el ensayo para la admisión.

¿Y qué de esos estudiantes cuyos padres se involucran demasiado y siguen haciéndolo después de que sus hijos comienzan la universidad? Según la encuesta de participación estudiantil National Survey of Student Engagement, dichos estudiantes están más dedicados a sus estudios, participan más en actividades educativas y están más satisfechos con su experiencia universitaria. Es importante notar que la encuesta define "padres patrulleros" como aquéllos padres que con frecuencia se reúnen con funcionarios universitarios para solucionar los problemas de sus hijos.

Asimismo, la encuesta indica que los hijos de padres patrulleros sacan notas más bajas, pero no culpa de ello a los padres. Más bien supone que los padres toman medidas debido a que sus hijos tienen de antemano dificultades con los estudios.

El equilibrio ideal

¿Entonces, es posible que exista demasiada participación por parte de los padres? Sí. Aunque se recomienda que participen en la educación de sus hijos, los padres deben respetar la necesidad de desarrollo de los jóvenes. A medida que crecen, los hijos necesitan acostumbrarse a tomar sus propias decisiones, sin guiarse de sus padres. El informe de Harvard indica que los jóvenes necesitan encarar retos que los ayuden a aumentar sus destrezas y a desarrollar su autoestima. También necesitan tener la oportunidad de formar su propia identidad y de decir lo que piensan.

Cuando quiera mantener el equilibrio ideal, imagínese que usted es un entrenador. Esté presente para proporcionarle a su hijo estructura, darle consejos y servirle de ejemplo, pero deje que sea él quien decida y actúe. Por ejemplo, en vez de vigilar usted los plazos para las solicitudes universitarias, trabaje en equipo con su hijo. Mantengan un calendario y deje que su hijo se encargue de cumplir con los plazos. Usted puede ayudarlo compartiendo con él su propio sistema para mantenerse organizado.

La prueba

¿Está participando demasiado en la educación de su hijo? Para contestar esa pregunta tendrá que analizarse bien, pero también se lo puede preguntar a su hijo. Es posible que su respuesta lo sorprenda.

Para evaluar su participación en el proceso de admisión universitaria de su hijo, tome en cuenta las siguientes preguntas. Lo ayudarán a determinar si debe involucrarse más, darle más independencia a su hijo o seguir como está.

Búsqueda de universidades No
1. ¿Es usted quien investiga los sitios web de universidades en lugar de su hijo?
2. ¿Influye decisivamente en los cursos que toma su hijo en la escuela secundaria?
3. ¿Está usted a cargo de la planificación y horario de las actividades de su hijo?
4. ¿Está planeando preparar a su hijo para las entrevistas con las universidades?
5. ¿Piensa contactar directamente a profesores, entrenadores u otros individuos en las universidades que le interesan a su hijo?
6. ¿Revisa las publicaciones y materiales que las universidades le envían a su hijo?
7. ¿Está pensando escribir por su hijo los ensayos de solicitud o llenar usted los formularios de ingreso?
8. ¿Se reúne con el consejero académico de la escuela secundaria para discutir los planes universitarios de su hijo, sin que él esté presente?
9. ¿Comenta con amigos o parientes sobre las universidades que podrían ser adecuadas para su hijo?
10. ¿Ha ayudado a su hijo a encontrar un trabajo o hablado con él de sus futuras opciones profesionales?
11. ¿Ha hablado con su hijo sobre cuáles universidades están económicamente a su alcance y de la forma en que su familia pagará por los estudios?
12. ¿Estimula a su hijo a solicitar a ciertas instituciones académicas o añade universidades a la lista de su hijo para que las tome en consideración?